Venta de Perfiles de Hierro y Acero en Madrid

TIENDA ON-LINE

PERFILES METALICOS

 

 

Barras redondas lisas y pulidas    

Producto laminado en caliente, de sección circular y superficie lisa, de conocimiento muy frecuente en el campo de la venta de varillas. Sus usos incluyen estructuras metálicas como lo pueden ser puertas, ventanas, rejas, cercos, elementos de máquinas, ejes, pernos y tuercas por recalcado en caliente o mecanizado; pines, pasadores, etc.

Platinas         

Platina (perfil metálico)

Producto de acero laminado en caliente, de sección rectangular. Entre sus usos está la fabricación de estructuras metálicas, puertas, ventanas, rejas, piezas forjadas, etc.

 

Barras cuadradas    

Producto realizado en caliente por láminas, su uso es muy frecuente y muy conocido. Se usan en la fabricación de estructuras metálicas, puertas, ventanas, rejas, piezas forjadas, etc.

Barras hexagonales

De igual manera que en los anteriores su composición es de laminas producidas en caliente, de sección hexagonal, y superficie lisa. Generalmente se observa en la fabricación de elementos de ensamblaje para, pernos, tuercas, ejes, pines, chavetas, herramientas manuales como barretas, cinceles, puntas, etc. Los cuales pueden ser sometidos a revenido y a temple según sea el caso.

Perfiles generados por soldadura o unión de sus elementos  

Estos son elementos ensamblados de estructuras generalmente de forma rectangular, la composición de las barras y diferentes elementos está generado por soldadura de las mismas, la ventaja que tiene este tipo de perfil es que se adecúa perfectamente a los requerimientos de diseño de acuerdo al análisis estructural que se realiza. Las relaciones de las dimensiones en perfiles típicos H, I.

CS, tienen la forma de H y su altura es igual al ancho del ala, h=b.

CVS, tienen forma de H y la proporción entre la altura y el ancho es de 1.5:1

VS, son de sección tipo I y la proporción entre la altura y el ancho del ala es de 2:1 y 3:1

 

 

Pletina (perfil metálico)

Se conoce como pletina a las placas de metal planas u hojas rectangulares de acero u otro metales presentes en la industria siderúrgica, de manufactura o fabricación, particularmente en el mercado de perfiles.

Desde la acería y posterior al enrollado de las bobinas de las que las hojas comerciales de acero son surtidas, estas hojas rectangulares ya en forma plana pueden encontrarse en tamaños estandarizados (por ejemplo 4’ x 8’, 4’x 12’ etc.); esto significa una forma común para empezar a trabajar con el material, ya sea desde su contabilidad, transportación y manejo, o ya el inmediato proceso de fabricación.

El material puede doblarse para lograr ángulos.

Pletina pasada por un rodillo.

La calidad y costo de las pletinas varía dependiendo, entre otros factores, en su composición y la aplicación superficial posterior a su formación, como lo es por ejemplo, si el acabado de las hojas es acompañado de aceite, el cual las protege de excesiva oxidación.

El grosor de las pletinas comerciales de acero también está estandarizado y llega a corresponder con fracciones de pulgada y con dimensiones decimales de calibre.

El uso de micrómetros planos es una forma común de inspeccionar el grosor de las hojas. También, se suele marcar las hojas dependiendo de esa medida por ejemplo empleando un plumón marcador amarillo (o un lápiz plateado) con el propósito que sea visible.

Un factor interesante referente al trabajo con hojas es la memoria del acero, la cual en algunos casos puede ser bastante y notoria al cortar las hojas (particularmente en forma longitudinal), por ejemplo empleando plasma. A grandes rasgos, la memoria del material es la capacidad (en este caso del acero) para regresar a una forma previa o aproximada; con esto en cuenta, es posible divisar el enrollado de la bobina cuando una parte de la hoja (generalmente la más delgada y larga) deja su forma plana para tomar curvatura. Atención: esa referencia a la "memoria del acero" puede inducir a confusión. Es cierto que existen materiales con "memoria de forma", utilizados con éxito en campos como la odontología (ortodoncia), pero en este caso creo que hay que hablar más propiamente de "elasticidad del acero" que también hace que el material tienda a volver a la forma anterior a la deformación, pero que no tiene relación con la "memoria de forma".

Las placas de acero pueden ser inicialmente cortadas para crear infinidad de formas de dos dimensiones (X,Y), con un grosor aproximado constante (como la tercera dimensión "Z"). Obviamente, estas formas pueden trabajarse en forma posteriormente más avanzada.

Existen diversas maneras de crear una forma en la pletina de acero, esto incluye el cortarla, derretirla, o someterla a un proceso abrasivo etc. Es muy común que cuando se planea trabajar con hojas, por su misma geometría, se prepare una mesa que aguante el trabajo al que la hoja será sometida.

Entre los procesos en se emplean para trabajar con platinas de acero, generalmente sobre una mesa de trabajo se encuentra el uso de:

Plasma

Oxígeno y acetileno (Oxyfuel)

Láser

Chorro de agua

Otro de los procesos a los que puede ser sometida la placa es el doblado y deformación. Se pueden lograr ángulos o curvaturas que obedecen la geometría de un cilindro o un cono para esto (último se puede emplear una máquina de 3 o 4 rodillos).

Elemento constructivo lineal que trabaja principalmente a flexión

Para el grupo español de música, véase Viga (banda).

Flexión teórica de una viga apoyada-articulada sometida a una carga distribuida uniformemente.

En ingeniería y arquitectura se denomina viga, palabra proveniente del latín biga, (viga, del latín biga 'carro de dos caballos'),[1] a un elemento estructural lineal que trabaja principalmente a flexión. En las vigas, la longitud predomina sobre las otras dos dimensiones y suele ser horizontal.

El esfuerzo de flexión provoca tensiones de tracción y compresión, produciéndose las máximas en el cordón inferior y en el cordón superior respectivamente, las cuales se calculan relacionando el momento flector y el segundo momento de inercia. En las zonas cercanas a los apoyos se producen esfuerzos cortantes o punzonamiento. También pueden producirse tensiones por torsión, sobre todo en las vigas que forman el perímetro exterior de un forjado. Estructuralmente el comportamiento de una viga se estudia mediante un modelo de prisma mecánico.

 

perfiles y vigas metalicas perfiles y vigas metalicas

Llamar

E-mail

Cómo llegar